Desarrollo psicológico del futbolista Desarrollo psicológico del futbolista
Atrás quedaron los años en el cual las horas de entrenamiento se dedicaban a correr alrededor del campo sin ningún tipo de planificación o... Desarrollo psicológico del futbolista

Atrás quedaron los años en el cual las horas de entrenamiento se dedicaban a correr alrededor del campo sin ningún tipo de planificación o sin cuidar la alimentación del futbolista. Ahora los que quieren ser entrenadores TOP están buscando un equilibrio en el futbolista; tanto a nivel físico como a nivel mental.

Incluso dando más importancia a éstos aspectos mentales, donde la parte psicológica del futbolista está siendo tomada más en cuenta a la hora de la preparación y planificación de la temporada.

Entrenamiento integral del futbolista

Si el estado físico es importante para un jugador de fútbol, a veces lo es más su estado emocional y mental, algo que se debe trabajar y equilibrar para conseguir un entrenamiento más óptimo y completo.

El futbolista debe aprender a ser inteligente en el terreno de juego. Teniendo a su vez en cuenta que las variables psicológicas evolucionan con la edad, la situación y el contexto; a la vez que son indicadores de la progresión que el futbolista está llevando a cabo o por el contrario, su estancamiento o deterioro.

Por lo que los ejercicios o la intensidad que se trabaje durante los entrenamientos para el desarrollo del futbolista deberá depender de la edad madurativa.

Un entrenamiento global debe integrar aspectos técnico-tácticos y aspectos psicológicos tanto a nivel individual como grupal a través del uso de ejercicios de carga emocional, adaptando dicha carga a los diferentes tempos de la temporada, a la exigencias del calendario, o también a la exigencia dependiendo de los resultados o el juego que esté realizando el equipo o un futbolista en concreto durante los partidos.

La etapa de fútbol de formación, es considerada el mejor momento en el que comenzar a establecer unas bases de entrenamiento emocional, mental y psicológico. Durante el fútbol base es la mejor época porqué es a estas edades donde hay una mayor plasticidad neuronal. Es cuando se asimila una mayor cantidad de conceptos y conocimientos con mayor facilidad y rapidez. Una buena etapa para fomentar los valores de los que se nutre el fútbol y el trabajo en equipo

En el desarrollo psicológico del futbolista se tienen que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Motivación: Consideramos que es uno de los aspectos más importantes a trabajar, ya que tener una motivación adecuada puede marcar la diferencia entre jugadores y equipos, y que la actuación sea más beneficiosa tanto a nivel de adquisición de conocimientos y habilidades como a nivel de resultados.

Auto-confianza: Es considerada como la creencia que un jugador tiene sobre sus propias capacidades. Si se logra tener una confianza adecuada, en el momento apropiado, es una ventaja para la ejecución de cualquier conducta, ya sea en un entrenamiento o en un partido.  Para poder crear un ambiente oportuno de auto-confianza es necesario trabajar con refuerzos verbales positivos o con ejercicios en los que se dé mucho el éxito.

Mediante el trabajo de estos aspectos psicológicos podemos cultivar las habilidades emocionales de los jugadores y establecer así un crecimiento integral y global añadido.

 

 

Iván Morales

Titulado en Técnico de deportes en la modalidad de Fútbol y en Especialización en el Entrenamiento de Porteros de Fútbol. Cómo entrenador me considero un enfermo del fútbol, pero qué enfermedad más dulce!